El ojo seco es un problema común entre la población. Se calcula que hasta un 15% de las personas sufre de esta afección ocular.

En este momento en que el uso de pantallas es algo muy habitual en nuestras vidas, es importante que sepamos detectarla y pongamos solución cuanto antes a un problema que puede llenar de incomodidad nuestro día a día. 

Causas de la sequedad ocular

La sequedad de ojos puede tener su origen en problemas fisiológicos o ser un efecto secundario.

Una causa habitual es un volumen insuficiente de lágrima, que hace imposible la correcta hidratación del ojo.

También es posible que el problema venga dado por una lubricación o un movimiento insuficientes en los párpados que hagan imposible que la lágrima llegue de forma correcta a todo el ojo.  

A veces, determinados tratamientos médicos pueden ser los causantes de este problema tan incómodo.

Tratamientos relacionados con las hormonas, antihistamínicos, antidepresivos o anticonceptivos pueden tener entre sus efectos adversos la sequedad ocular. Consulta el prospecto y acude a un profesional si fuese necesario.

Síntomas de la sequedad ocular

Entre los síntomas más habituales se encuentran la irritación, el picor, la vista cansada, la visión borrosa y los ojos rojos.

El ojo seco provoca gran incomodidad a quien lo sufre, por lo que hay que intentar luchar contra ella desde el momento en que aparece.

Consejos para luchar contra la sequedad ocular

  • Haz pausas cuando estés utilizando dispositivos electrónicos con pantalla: como ya hemos dicho, el uso continuado de las pantallas es uno de los peores aliados para el ojo seco. Aún así, sabemos lo complicado que puede ser despegarse de ellas, especialmente si las utilizamos a la hora de trabajar. Por eso, es importante que le demos un descanso a nuestros ojos cada poco rato, para que no acumulen cansancio.
  • Hidrátate correctamente: bebe mucho agua para mantenerte a ti y a tus ojos hidratados. Se recomiendo beber por lo menos 8 vasos de agua al díapara una buena hidratación.
  • Evita el humo, la contaminación y el polen: estos tres agentes son los principales enemigos de nuestros ojos. Evitarlos en la medida de lo posible ayudará a reducir las posibilidades de sufrir problemas de sequedad ocular.
  • Complemente tu dieta con productos que nutran tus ojos: además de la bebida, la alimentación es un factor importante a la hora de mantener una buena salud ocular. Se recomienda especialmente la ingesta de Omega 3, un gran aliado para nuestros ojos.

¿Tienes problemas de sequedad ocular? Cuéntanoslo, te ayudaremos.

Como hemos dicho, la sequedad ocular es un problema muy común. No hay que alarmarse.

Sin embargo, puede llegar a resultar muy molesto.

Si tienes problemas de sequedad ocular, acude a Óptica Sa Pobla y te ayudaremos a volver a sentirte cómodo con tus ojos.

Customer Reviews (0 comentarios)

Dejar un comentario